En este artículo te vamos a detallar cómo es la tela aqualine, junto con algunos motivos del porqué te recomendamos adquirir esta tela. 

¿Qué es la tapicería Aqualine?

Se trata de una tapicería de fibra molecular, con una alta resistencia de abrasión que no permite que ningún tipo de suciedad penetre en el tejido. Su tratamiento es específico para que ninguna mancha penetre en el sofá, así como permitir limpiar la suciedad ocasionada de una forma fácil, rápida y sencilla. Su resistencia de abrasión está detallada por Aqualine de 40.000 ciclos, considerada una tela antimanchas muy resistente.

¿Cómo retiramos la mancha en un tejido Aqualine?

En caso de estar pensando adquirir esta tela, aquí te adjuntamos los pasos que tienes que seguir para eliminar las manchas o suciedad:

  1. Retira el exceso de la mancha con papel o paño absorbente.
  2. Moja un poco con agua la parte del sofá donde está la mancha.
  3. Con un paño suave, realiza movimientos circulares sobre la zona afectada.
  4. Insiste con el proceso hasta que observes que la mancha desaparece.

¿Por qué debo de adquirir esta tapicería Aqualine?

Ahora que ya sabemos cómo es la tela Aqualine, te indicamos los motivos por los cuales, debes de adquirir esta tela. Se trata de una tapicería recomendada para personas o familias que utilizan mucho el sofá. Si tienes niños pequeños, esta tapicería es ideal para ti. Ya que ayuda a prevenir y a eliminar esas manchas imprevistas, así como a alargar la vida útil del sofá.

Ventajas de comprar un sofá con la tela Aqualine

Gracias a su tratamiento antimanchas, nos ofrece diferentes ventajas que no podemos obtener con otra tela del mercado. Su ventaja principal de esta tela Aqualine, es que nos aporta una mayor vida útil en nuestro sofá.
Una de las causas más comunes en cambiar un sofá, es referido a que se encuentra en mal estado. Los sofás se deterioran de forma rápida si estos se manchan, ya que no vuelven a ser los mismos. Además de ayudar a eliminar los malos olores originados por las manchas y suciedad que llega a acumularse en la tela, evitando también la eliminación de bacterias.

  • Alarga la vida útil.
  • Elimina la suciedad y las manchas.
  • Elimina los malos olores.
  • Evita bacterias.